Frankenstein: ¿Criatura o … monstruo?

ENG

EUS

La obra maestra de Mary Shelley Frankenstein o el moderno Prometeo, publicada en 1818, durante la era del Romanticismo literario y los avances tecnológicos, ha dejado una marca indeleble en la literatura. Esta novela no solo tuvo un impacto significativo en la literatura de ciencia ficción, sino que también se considera como un ejemplo primordial del género gótico.

La criatura: interpretada por Boris Karloff en la película de 1931 dirigida por James Whale.

El género gótico

El gótico, surgido en el siglo XVIII, se caracteriza por su atmósfera oscura y misteriosa, temas sobrenaturales y un ambiente de decadencia y terror. Obras clásicas del gótico, como Frankenstein, emplean personajes desquiciados y la confrontación entre lo racional y lo irracional. Este género no solo busca infundir terror mediante el uso de estas características, sino también explorar los miedos de la mente humana y generar dudas sobre lo “correcto” e “incorrecto” según la sociedad.

Frankenstein: ¿Un monstruo?

Para los amantes de la lectura, un conocimiento que se acaba adquiriendo durante el viaje a través del mundo lector es el hecho de que el título Frankenstein no se refiere al nombre de la criatura de la novela, sino al apellido del científico que la creó. 

Este hecho es interesante a nivel literario ya que, acorde a las personas que todavía no han descubierto la verdadera identidad de Frankenstein, ese nombre se refiere a la criatura, un monstruo. Incluso después de descubrir que Frankenstein se refiere a un científico obsesivo de moral cuestionable, la noción de que ese nombre pertenece a un monstruo persiste. Es decir, para muchos, Frankenstein es un monstruo, independientemente de si han leído la obra o no.

Hemos mencionado el lado monstruoso de Victor Frankenstein, pero también debemos tener presente su lado heroico, o la falta de este. 

Según el romanticismo, las acciones del héroe romántico hacen que este sea considerado superior a los demás humanos, algo evidente cuando Victor consegue el poder de creación, característico de Dios. Sin embargo, el instantáneo sentimiento de rechazo hacia la criatura que se funda en el científico es un rasgo poco heroico según los estereotipos románticos. Por ende, Victor difícilmente puede ser categorizado exclusivamente como héroe; también debemos considerar su papel como villano gótico debido a la transgresión de límites. Debido a esta transgresión, Victor Frankenstein es un personaje que se ha visto sometido a todo tipo de críticas no solamente por su razonamiento sobre la creación de vida mediante cuerpos muertos, sino también por su filosofía de vida y falta de respeto hacia la sociedad y las reglas de esta misma. 

Frankenstein está estrechamente ligado a la moral, o mejor dicho la falta de esta. El peso filosófico y moral de la obra es ejemplificado mediante el papel de Victor Frankenstein, un personaje que contrasta con los arquetipos heroicos anteriores. Esta complejidad filosófica puede atribuirse tanto a la influencia de la época en la que la autora vivía, una época marcada por un auge en el pensamiento filosófico, como a la influencia de su padre, el filósofo William Godwin. 

La combinación de características románticas y góticas, junto a la doble moralidad de los personajes y la complejidad filosófica que Mary Shelley incluye en el libro logra que los lectores queden completamente enganchados a lo que hoy en día es considerado un clásico de la literatura.

Una Recomendación:

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente mencionado, recomendamos encarecidamente tanto la lectura de Frankenstein como las innumerables adaptaciones que ha inspirado. Son destacables varias ediciones anotadas que ofrecen un enriquecedor contexto histórico y literario y adaptaciones cinematográficas como aquellas dirigidas por James Whale o Kenneth Branagh. Además, cabe mencionar que la novela en cuestión ha inspirado también series de televisión, obras de teatro e incluso cómics. Sin duda alguna, la abundancia de versiones y adaptaciones de Frankenstein demuestra la fascinación que sigue ejerciendo en la cultura popular.


OpenEdition le sugiere que cite este post de la siguiente manera:
pauppic (28 de junio de 2024). Frankenstein: ¿Criatura o … monstruo? El blog de Tartalo. Recuperado 18 de julio de 2024 de https://doi.org/10.58079/11wer


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search